sábado, 9 de diciembre de 2006

Experimentando en el asfalto

Creo que ya he comentado que estos días suelo entrenar en cinta, salvo un día que me fui a correr con un amigo. La mayoría de los corredores a los que se lo he comentado me dicen que no es lo mismo, ni por sensaciones, ni por técnica, pero creo que en cualquier caso es un buen entrenamiento y que cuando empiezas te sirve para tener referencias, coger ritmo, motivarte un poco más y sobre todo si empiezas en un tiempo tan frío no congelarte y calarte. Pero sí, es evidente que la experiencia es distinta y tenía que pisar asfalto. Además, si corres en cinta muy seguido acaba por convertirse en tedioso.

Hoy ha sido un buen día para escapar de la rutina porque estaba menos cansado que ayer y no hacía muy mala tarde, dentro de que hace un frío polar aquí en Majadahonda. Además, me apetecía probar las zapaz que me regaló mi chica y las guardo para el asfalto. Y hacer un recorrido más corto pero similar en algunas cosas a la San Sly; primero un llano alternando con bajaditas, luego una bajada bastante larga y al final una cuesta del copón. Hombre, la carrera real es distinta y mucho más dura, pero quería probarme sobre todo al final. Y de paso comprobar como se corre en bajada, que he comprobado que como es lógico cuesta mucho menos pero a la larga cuesta más de lo que parece.

No me he llevado reloj ni he medido la distancia para no andar enmogollonándome, quería salir un rato y ver como aguantaba. El primer lado del triángulo, muy bien, el segundo, la bajada pura, bien, pero he notado que las piernas iban tostándose un poquito, me consolaba pensando que la subida la haría como pudiera, andando si era necesario, pero cuando he llegado y se ha empinado he notado que podía, y podía... Y he conseguido llega hasta el final, curiosamente mucho mejor de piernas que de respirción, que es lo que más me costaba. He andado luego un rato paa recuperar y en seguida me he encontrado muy bien. Físicamente, porque mentalmente estaba feliz; si hace un mes me dicen que voy a hacer ese recorrido corriendo y a buen ritmo, ni me lo creo. De hecho, cuando decidí correr la San Sly y no tenía referencias de como estaba pensaba en llegar hasta Recoletos o como muchísimo, ya en plan ciencia ficción, a Atocha y retirrarme, ahora tengo muy claro que o tengo un desmayo fenomenal o una lesión que me deje doblado o llego, a rastras pero llego.

Más contento me he puesto cuando he hecho el recorrido con el coche y he comprobado que eran 5'2 kilómetros (1'6 en llano, 1'8 en bajada y 1'8 en una subida bastante jodida), sin parar a caminar y a un buen ritmo, aunque no he medido tiempo yo creo que ha sido menos de media hora, lo que me da un escenario acojonantemente prometedor para mis expectativas, aunque evidentemente sea el doble de distancia la que me espera. Por el perfil que veo en la carrera hay una subida inicial complicadilla, pero como es en plena salida creo que no hay que volverse loco y considerarla un entrenamiento. Luego -ayer aproveché que bajé a Madrid para pasar por ahí- serrano es una bajada bastante parecida a la de hoy y hasta Atocha parece más o menos llano y queda la subida dura, pero hoy me he demostrado que una cuesta tampoco me tiene que frenar en seco. Ando muy bien de moral y eso es importante.

A partir de ahora voy a tratar de correr más asiduamente en la calle, especialmente de viernes a domingo, y voy a utilizar el gimnasio para hacer esos ejercicios de fuerza que tanto recomiendan. Si alguien me da pistas más específicas sobre qué cacharritos utilizar me vendrían bien...
Eso sí, ninguno que implique usar los brazos para nada.

2 comentarios:

Ana dijo...

Los ejercicios de fuerza los recomiendan para hacer a principio de temporada, o al comenzar un plan de entrenamiento; por ejemplo, en los planes que yo sigo, de tres meses, se hacen pesas sólo el primer mes y medio, luego se dejan para afinar más en la carrera.
Yo creo que ahora estás demasiado cerca de la San Sly para hacer pesas. En tu lugar intentaría hacer rodajes un poco más largos, para acercarte más a la distancia de 10 kms. Y luego ya, en enero, te pones objetivos más a largo plazo y si quieres te pones con las pesas.
Ya sabes, yo opino porque es gratis y tú me dejas, pero vaya, que tú hagas lo que quieras :-)

Dario dijo...

esta semana ha sido complicado hacer cualquier cosa, con tanta fiesta de empresa y tanta gaita. haré lo que dices, y el entrenamiento 'científico' cuando acabe el belén este...