lunes, 11 de diciembre de 2006

Día de descanso y poda

Hoy he decidido darme descanso y no correr. Ha sido una buena semana y necesitaba tiempo para las plantas de la terraza y la jardinera, que las tenía olvidadas. He podado los rosales y los arbolitos -menos el olivo, que dudo-, he arrancado malas hierbas, indultado al madroño que tanta rabia le tiene mi chica y eutanasiado a los pinos que por mucho que me empeñe no salen adelante. En fin, soy jardinero más por que al final nadie se ocupa que por vocación, pero la verdad es que me gusta de vez en cuando dedicarle un rato y dejarlo todo preparado para la estación.

1 comentario:

ag dijo...

Me hiciste acordar a mi abuelo, que adoraba sus rosales...! graicas por eso, y bienvenido el descanso!