miércoles, 6 de diciembre de 2006

Con todo el equipo

Una de las primeras decisiones que hay que tomar, por lo que parece, es elegir el equipo con el que vas a correr. Cuando yo salía a correr, en tiempos inmemoriales, te ponías unos pantalones cortos, unas zapas cualquiera y una camiseta y a tirar millas. Pero ahora la cosa es más complicada. La verdad es que entre tanta variedad te puedes perder si eres un novato, pero sobre todo si ya no eres un crío merece la pena pensártelo un poco porque te puede evitar muchos disgustos, problemas y lesiones.

El primer día me puse unas viejas Nike de tenis con la suela casi a ras y cuando acabé de correr me dolían un montón las rodillas. Mi hermano me dijo que estaba tonto (nunca pierde una buena ocasión para hacerlo) y me dijo que me comprara unas zapas ligeras y con cámara de aire ya. En la supertienda esa deportiva venden unas por menos de diez euros que para salir del paso no están mal, por lo visto. Fui a echar un vistazo y hay toda una gama de zapatillas, algunas costaban un riñón y no sabía muy bien que hacer. Afortunadamente, mi chica se lió la manta a la cabeza, se fue una tarde, desplegó sus dotes de seducción y sacó información a varios dependientes y /o atletas consumistas y me trajo unas Adidas rojiblancas que estaban de oferta y son una maravilla; ligeras, amortiguan un montón la pisada, no me rozan... Creo que para empezar me valdrán, luego ya le pediré consejo a Espirulina cuando me funda estas y si necesito unas más sofisticadas.

De momento sigo corriendo con unos pantalones de tenis y una camiseta cualquiera, pero es evidente que para la San Sly necesito alguna que otra pijada. Ya no es solo la comodidad en carrera sino el antes y el después; no quiero llevarme un mochilón con cosas porque no me fio del rollo del guardaropa, pero tampoco quiero pasar frío. Parece que lo básico son unas mallas, que ya tengo (de invierno, mulliditas, aunque vendían unas que según ellos reducen el cansancio, supongo que será una milonga), un cortavientos, que es como un chubasquero pero en moderno, te quita frío, no pesa nada y te lo puedes enrollar en al cintura y correr con él, unos calcetines cortos y mulliditos y unos guantes, que estos ya los tengo porque en la revista Sport Life regalaban unos. Ya tenía unos de piel, pero correr con mallas y guantes de cabritilla quedaría un poco raro, incluso en la San Silvestre (solo me faltaría la levita para ir de personaje de Dickens). Estos son de lanita y me valen, y por tres euros con revista y todo no se puede pedir más. Camiseta usaré la que te regalan en la carrera, que creo que es buena.

Me asalta la duda de si es mejor comprar en la megasuperficie esta de deporte o en la tiendecita del pueblo. De acuerdo que en la primera tienen muchas ofertas, pero no sabes lo que te estás llevando ni puedes pedir consejo, porque el chico que te atiende se supone que lleva las secciones de running, caza mayor y piraguismo, y me extraña tanta versatilidad. Más o menos te dicen lo que han visto en el folleto y te despachan rápido. En la tiendecita se molestan en contarte, te buscan una solución más personalizada y aunque en principio todo parece más caro yo creo que a la larga te ahorras porque de entrada te llevas cosas que te van a durar más o servir mejor.

Luego ya, si la cosa se pone más en serio, me iré a por un pulsómetro sencillito, unas zapas de repuesto y otras por si corro en montaña, y poco más. No creo que sea un deporte, salvando lo básico, de gastarte una pasta, aunque si te da el punto consumista hay infinidad de chorradas que no creo que sean muy necesarias, ¿o sí?

3 comentarios:

SlowPepe dijo...

Bienvenido a este mundo de locos. Leerte es un placer. Mi consejo es que no repares en gastos con las zapatillas y uses el modelo que se ajuste a tu estilo de correrdor (ligero/pesado, pronador/neutro/supinador, asfalto/tierra, y otras zarandajas que te explicarán en una tienda especializada). Lo demás es secundario, aunque soy de los que piensa que para correr hay que vestirse de corredor. Y no abuses de la cinta que no es bueno, y te pierdes lo mejor del correr si no lo haces al aire libre. Muchos saludos y adelante, a comerse a Sansilvestre!!!

Ana dijo...

Estoy con Slowpepe, ¡tienda especializada forever! Yo tengo una a la que voy siempre porque todos los dependientes son corredores y se nota un montón. Si tienes claro que vas a seguir corriendo hay que aprovechar las ofertas de fin de temporada (para gastarlas ya el año siguiente), porque la ropa técnica es güenísima, pero nadie dijo que fuera barata.

Yo también creía que esto de correr era barato...

En fin, ya irás viendo. Yo compro según me va surgiendo la necesidad. Pero surgen necesidades que no sabías ni que pudieran existir.

Esos guantes también los tengo yo. Los primeros que tengo, fíjate, hasta ahora me había apañado sin guantes. A ver lo que nos duran.

Mauro dijo...

Yo soy más del Decarton. Me conozco todos los modelos de zapas y ropa de Nike, Kalenji y alguna más. Mi conocimiento queda a tu disposición. Faltaría más.