martes, 10 de julio de 2007

Entre naranjos - IV Volta Peu Xeresa

Me fui de vacaciones a la playa y, aunque estuve vago y en remojo garbancil toda la semana, no pude resistirme a correr una carrerita. Pasaba por allí, que diría Aute, y se corría la Volta a Peu a Xeresa, pueblito (precioso) de interior cercano a Gandía. Como sé que hay mucha afición en la zona levantina me apetecía correr una carrerita allí y la experiencia ha sido muy buena.

La carrera sale del pueblo y recorre la zona cercana, surcando pequeños caminos, muy típicos de la huerta valenciana, rodeados de viejas tapias y frutales. Aunque hace mucho calor (son las siete y media de la tarde) y la primera mitad de la carrera es en subida, el buen ambiente, el entorno y una organización que se preocupa por el avituallamiento, dispone un par de zonas para refrescarse (el socorrido pero eficaz método de la manga riego) y hasta vigila que a los últimos del pelotón no les falte una botellica de agüita extra hacen que en todo momento vaya hidratado.

Cuando voy por poco más de la mitad escucho las campanas de la torre del pueblo, que señala que los primeros han llegado; en la salida ha sonado una mascletá, no podía ser menos. Pero cuando llegamos los rezagados hay un montón de gente animando. El último tramo recorre las calles de un pueblo lleno de gente y muy bonito, con las típicas casas valencianas blancas y con el portón abierto para ver la vida que guardan dentro. Ando mal de forma, y me cuesta mucho acostumbrarme a correr con tanto calor, pero la carrera me ha parecido prciosa y me lo he pasado bomba. Al llegar, me pasan una pistola por el código de barras del dorsal y, voilá, clsificación general, por categoría, tiempo exacto... Y luego, bebidas, sandía, ¡un polo a elegir entre limón y naranja! y una camiseta bastante chula (y además se elige talla). Un diez a la organización, creo que son Som Sport, que organizan muchas carreras por la zona.

Bonito 'bolo' aunque el tiempo prefiero ni mentarlo; no me importa porque estoy corriendo sin apenas entrenar, he engordado algo y estas carreras las corró a ritmo de entreno lentorro y mirando mucho que no se me caliente el pulsómetro. ya habrá tiempo de mejorar, en otoño, de cara a mejorar mi San Sil del pasado año. de momento, a correr y divertirme. la próxima, la carrera del ruocanrol en El Escorial, donde además espero reencontrarme con los amiguetes, Dallas, Mayayo y compañía.

5 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Los valencianos organizan carreras como dios manda; por la tarde, sin hacer madrugar a la gente y con mucho cariño. Yo la vez que corrí allí tuve una sensación similar a la tuya, está genial eso de viajar para correr :)

En la del rocanrrol no estaré, tengo un compromiso ineludible, pero a ver si pronto nos vemos por las carreras, un abrazo!

SlowPepe dijo...

Después de fracasar a la hora de conseguir el Corricolari de mayo (por ti, claro), pude hacerme con el último número. Se me hizo extraño leer un (buen) artículo cuyo contenido ya conocía: cosas de tener entre los amiguetes al articulista.

Celebro ver que sigues en la brecha, pensando ya en la Sansil...
Yo ando dándole vueltas, entre otras locuras, al Mapoma del año que viene. Y digo, igual va Darío y se anima...

Un abrazo, socio.

Dario dijo...

Hita saludos! Que pena el rayito, estuve viendo el partido apretando los dientes por que marcaran en Ipurúa, pero no pudo ser. El año que viene si!

Pepe, no se si llegaré a tiempo pero un maraton quiero hacer. No se si a los 42… Pero si te apuntas al de madrid yo me apunto y me hago no se si los 10, 15, 20 o los que me de el cuerpo contigo. palabrita.

SlowPepe dijo...

La has cagao. Te tomo la palabra.

TecnoBaby dijo...

Jo que buena pinta tienes ya.
Mi papá ha pagado cara su mejora del aspecto profesional. Ahora todo bien en otro curro, pero...ya no es runner. Habrá que volver poco a poco...y en verano...puff